5 COSAS QUE PODEMOS HACER PARA CUIDAR A NUESTROS HIJOS CUANDO ESTAMOS FUERA DE CASA

Educar a los hijos ha sido desde hace años una tarea difícil, especialmente  cuando con el correr de los años las familias han cambiado su forma tradicional de mantener el hogar ya que en la actualidad  el padre y la madre deben salir a trabajar ya sea porque la situación económica no permite sostener a los hijos con un solo trabajo o porque cada uno de los padres necesita desarrollarse como profesional en el área que se ha especializado, algunos hogares cuentan con la ayuda de abuelos y familiares cercanos, sin embargo muchas otras familias deben dejar a sus hijos solos pues no tienen alguien de confianza con quien dejarlos y no pueden pagar una persona que cuide de sus hijos.

Ante estas situaciones mencionare varias acciones que me han funcionado y que también le funcionaron a mi madre cuando tenía que ir a trabajar, somos  5 hijos, hoy en día gracias a esos cuidados  todos somos profesionales.

Estas ideas también  dependen  de las edades  y  la cantidad de hijos que tengamos,  si vuestros hijos están bastante crecidos  estas serán las recomendaciones que podrían ayudarte:

1-      Comunicación constante: En la actualidad es casi imposible decir que no tenemos recursos para comunicarnos, existen todo tipo de dispositivos para establecer una comunicación, en mi caso prefiero los mensajes texto ya que en mi trabajo no se puede  estar llamando con el celular  a cada momento, lo hago en las horas de receso. En esos momentos estoy recordándole a cada uno de mis hijos sobre sus tareas pendientes y actividades que deben estar hechas cuando yo regreso del trabajo.
2-     Tener una lista de actividades del día: Es importante usar un lugar estratégico donde poner esa lista y  que los jóvenes puedan  ver cuáles son las actividades  que faltan por hacer en el día, podría ser el refrigerador que es el lugar más concurrido de la cocina, o un espejo de la sala de entrada, o una pizarra especial de recados, tú sabrás mejor donde colocarla.
3-       Mantener una lista con números de emergencia: Esta puede hacerse con números  que contengan desde familiares más cercanos  hasta números  telefónicos de amigos o vecinos de confianza, no olvidando los del trabajo de nosotros los padres, la policía, bomberos, o los que creas convenientes.
4-      Paciencia y tolerancia: Es una de las cosas que practico algunas veces cuando mis hijos al comunicarse conmigo me dan alguna mala noticia como podría ser: haberse sacado una mala nota en una materia, que le hayan castigado en la escuela, algún material pendiente que se debe pasar comprando, recibos que se han mandado y  notificaciones  entre otros. Es necesario mantener la idea de que mientras están solos  y nosotros  lejos siempre hay alguien con el que cuentan para cualquier cosa y animarles a resolver pequeños problemas que puedan presentarse en la vida diaria mientras no estemos.
5-      Tener una lista de cosas que NO pueden hacer cuando no estemos presentes: Es una actividad que  nos puede ayudar a mantener fuera de peligro la vida de nuestros hijos, entre algunas cosas que  podemos mencionar están: No abrir la puerta  a desconocidos, atender el teléfono y no dar datos importantes de nuestra casa, enseñándoles  a ser precavidos con la información que transmiten a personas que no conocen y que aprendan  mejor a tomar  recados, establecer horarios del uso adecuado de internet y la televisión, algunas de las actividades como cocinar o encender fuego deben dejarlas de preferencia hasta que un adulto este presente, además puedes agregar otras que has detectado  y que pueden hacer hasta que tu estés presente.

Nuestro rol de padres  y adultos responsables nos permiten ver algunas cosas que ellos como hijos no pueden, es un arduo trabajo!  Pero que satisfactorio es ver crecer a estas personitas que llegarán a ser nuestro apoyo y orgullo en determinado momento. Ser padre o madre es una de las vocaciones más hermosas  que Dios nos ha brindado. Poco a poco iremos encontrando maneras de como guiar a nuestros hijos de la mejor manera posible.


En toda mi experiencia de educadora puedo decirte que he conocido niños y jóvenes a los cuales se les abandona totalmente, casi nunca sus padres se dan cuenta de lo que hacen y es allí donde se encuentra el peligro, se ve reflejado en las actividades escolares, en los problemas de estudio y otras que podría mencionar, se puede si se quiere, te animo a que estemos en cada momento de sus vidas acompañándolos, ya no hay límite en la comunicación. Vale la pena.

Espero que este artículo haya sido de tu agrado y te invito a seguir leyendo. Si tienes algo que comentar será bienvenido.




0 comentarios:

Publicar un comentario