¿Cómo orientar el noviazgo cuando hay problemas?

Desde mi perspectiva de madre y educadora puedo entender que los adolescentes comienzan su etapa de noviazgo sin ser orientados algunas veces, existen muchas formas en las que podemos ayudar a nuestros hijos a mejorar en sus relaciones con el novio o la novia, es natural  que en esta etapa  enfrenten situaciones problemáticas en una relación ya que nada es perfecto en cualquier relación bien sea de amistad, compañerismo, trabajo, etc.

Ser padre o madre nos da esa responsabilidad de al menos orientar a nuestros hijos lo mejor que podamos. Sin embargo dependerá de la confianza y valores que ellos han adquirido durante su formación desde niños hasta la adolescencia.
Entre algunas cosas que  podemos hacer como padres o madres son:
·         
     Tener confianza y honestidad.  Con esto me refiero a enseñarles a nuestro hijo o hija que deben tenernos confianza para así poder aconsejar, ya que sin ello no podríamos ni siquiera dar ninguna orientación sobre el problema que acontece en el noviazgo.
·         Escuchar atentamente. Esto quiere decir que a nuestros hijos debemos dejarlos que se expresen y tenerles la debida atención, sin esto podría ser que ellos ni nos vuelvan a contar nada. Esto no sería nada bueno ya que en algún momento tal vez necesiten nuestra ayuda y no la tendrían ya que ni si quiera nos enteraríamos de lo que sucede en sus vidas.
·         Colaborar sin meterse en la relación. Nuestros hijos necesitan aprender a tomar decisiones y a equivocarse también pero con la debida precaución, ya que nosotros como personas adultas que hemos vivido experiencias sabemos que algunas veces las decisiones equivocadas nos pueden costar un cambio de vida drástico o traer consecuencias de las que no estaremos de acuerdo. Nuestra colaboración deberá ser de acuerdo a lo que ellos necesiten en ese momento, por ejemplo:  reflexionar a solas, tener un tiempo para hablar con el novio o novia, recibir de nosotros algún consejo o contarles alguna experiencia y como la resolvieron, etc.
·         Enseñarles a conocerse. Es necesario que les expliquemos todas las cosas que hemos visto en ellos, los valores que poseen y el por qué deben conocerse, sin esto podría ser que solo le estén dando más valor del que debieran  a la otra persona  dejando de un lado su propio valor. Es necesario que se sientan satisfechos con lo que son y lo que podrían mejorar. Además nuestros hijos necesitan escuchar de nosotros todo lo que valen pero de una forma sincera, aprovechando para construir una actitud positiva en nuestros hijos, también deben reconocer  sus errores y como  podrían enmendarlos.  No necesitan que se les den  órdenes, ellos mismos encontrarán el camino con la debida paciencia de parte de nosotros.


Cuando existen problemas en una relación es una oportunidad para crecer como ser humano, es un aprendizaje y experiencia invaluable ya que de la forma en que se resuelvan los conflictos también dependerá un mejor futuro. Estar en crisis es una forma de volver a evaluar que cosas no están bien y que otras cosas si están bien, es hasta sano saber resolver cualquier situación.



El papel y camino a recorrer  como padres es tan increíble, tiene sus recompensas y también desafíos. Es importante prepararnos en todo nivel  emocional, espiritual e intelectual, porque cada cosa que venga a nuestra familia  nos será más fácil aportar conocimientos y ayuda a cada uno de sus miembros.






0 comentarios:

Publicar un comentario