¿Educar a los hijos sin golpes y gritos es posible?



Educar a los hijos es un arte y una habilidad que se adquiere en el andar como padres, requiere de mucha sabiduría y de tener carácter como para saber lo  que quieres de tus hijos, como quieres que se comporten, todo esto depende de tus valores también, y de lo que para ti significa un buen comportamiento.

Si,  es posible educar sin golpes ni gritos, requiere de mucha más paciencia y control de tu parte como padre, además deberás ser firme en tus castigos y no dejarte manipular por los encantos de tu hijo o hija, ellos saben perfectamente como somos y cuáles son nuestras debilidades, así que tendrás que ser una persona que lidera el grupo familiar no el sometido.  Liderar significa enseñar cual es el camino con el ejemplo, equilibrar las emociones y ser justo en todo lo que este a tu alcance.

Me duele ver en algunas ocasiones que los hijos mandan a los padres y desde chiquitos manipulan la vida de los adultos a su capricho, este comportamiento no es el adecuado ya que los hijos no conocen el mundo apenas conocen algunas cosas, el de la experiencia eres tú, no dejes que te ocurra esto.
Soy madre y educadora, todos los días estoy rodeada de niños y jóvenes de diferentes edades, te puedo decir que cada edad es diferente y muchas veces los hijos demuestran en la calle lo que sus padres  o la familia con la que viven  les han enseñado en casa.

Cuando educas debes dar lo mejor de ti, debes amar a tus hijos, debes hacerles entender que tú eres su guía el que desea lo mejor para él o ella.
Children, Sisters, Cute, Fun, Girls, Happiness, Happy
Educar a un hijo requiere de:
Amor: El amor es el principal ingrediente para educar a un niño especialmente porque estamos moldeando a ser humano, sin amor no tendríamos la suficiente fuerza como para ayudar a este niño a crecer con sabiduría y con una buena orientación, recordemos que no somos perfectos pero con el amor todo se hace con excelencia. No hay que confundir el amor con ser consentidor, el amor busca el bien, el amor corrige porque lo amas, el amor hace que tú lo lleves a ser el gran ser humano que tu hijo o hija está destinado a ser.
Paciencia: La paciencia es necesaria ya que el educar es un proceso, el cual llevara diferentes etapas desde el momento que comenzamos a educar,  un paso tras otro paso nos llevara al siguiente nivel, este proceso puede ser lento o rápido depende del tiempo que dediquemos a nuestro hijo o hija, siempre debemos recordar que habrán momentos de frustración cuando nuestro hijo se resista a ser educado, es por ello que el amor y la paciencia harán despertar al niño o al joven la conciencia de que es importante su corrección para que sea un mejor ser humano.
Empatía: Esta es otra habilidad que deberá s tener si le podemos llamar así es el sentir de todo lo que está sintiendo tu hijo, sin olvidar que el objetivo de su corrección es para su bien, debemos corregir malas conductas tratando de entender porque nuestro hijo ha hecho las cosas de una forma inadecuada, debes preguntarte y ponerte en el lugar de tu hijo ¿en qué pensaba él o ella? ¿por qué actúa así? ¿Qué siente? ¿le falta algo o tiene demasiado? Tu como padre o madre conoces mejor a tu hijo que cualquier otra persona, bueno eso es lo ideal, lo digo porque algunas veces dejamos la educación en manos de otras personas o no estamos tan cerca de nuestro hijo como para conocerlo bien. Debes pensar en eso ya que es necesario para poder educar  a nuestros hijos, conocerlos es vital importancia.
Tolerancia: Es una capacidad que debes tener como padre para entender su comportamiento sin que tú te enojes o te saque de tus casillas y orientarlo de manera adecuada, tratando de averiguar que está escondiendo con sus malas conductas, a veces nuestros hijos se hacen rebeldes para llamar tu atención, para sentir que son importantes o para descubrir alguna mala experiencia, pero hay que ser cauteloso con la tolerancia ya que el pasarse de los limites puede llevarte a ser una madre o un padre consentidor, eso no se debe permitir, con amor y cariño se debe corregir toda conducta dañina hacia los demás y hacia el mismo.
Corregir de acuerdo a la edad: Tu más que nadie conoce los gustos de tus hijos, lo que les crea alegría y placer, debes hacerles entender que para obtener privilegios algunas veces deben ganárselos, trata de usar frases positivas, dile que lo amas que a ti no te gusta el castigo que a veces es necesario para reconocer el valor de las cosas, nunca castigues con enojo ya que puedes lastimar a tu hijo, el castigo es limitarlo de algo Nunca golpearlo, refuérzalo positivamente haciéndoles ver todos sus dones y virtudes.

A lo largo del tiempo me he dado cuenta que la mayoría de malas conductas se deben a la falta de amor, no te imaginas cuanto niño y niña llega a las escuelas con falta de cariño o comprensión, no todos se vuelven dóciles y algunos demuestran su dolor con rebeldías a veces muy graves, no permitas que tus hijos vivan sin amor, ellos saben perfectamente si son o no son importantes en tu vida, el dinero no hace la diferencia solo encubre con cosas la falta de amor y crea personas consentidas y caprichosas que pueden dañar a los demás o a ti mismo como padre o madre.

0 comentarios:

Publicar un comentario