Ir al contenido principal

Entradas

EL VALOR DE NUESTROS HIJOS

Los hijos desde que nacen poseen un valor humano infinito, pero cuando esos hijos están a cargo de nosotros los que somos sus padres adquirimos la responsabilidad de transmitirles valor, cada día ellos ven en nosotros el amor que les proyectamos, y la dedicación que les tenemos. Esta percepción y conciencia no es fácil en nosotros los adultos que hemos sido formados cada uno con nuestra historia, ojalá nosotros los padres estemos dispuestos a cuidar, a formar y a valorar a cada uno de nuestros hijos.
Como repito esto no es fácil, es para padres valientes y responsables que han adquirido el reto de amar a nuestros hijos a pesar de sus caracteres y actitudes, cada etapa en un hijo es diferente, cada situación es diferente, ya sea en el ámbito económico, moral y espiritual, nadie nace sabiendo como ser padre, todos nos dejamos guiar por nuestro sentido común, nuestros valores y nuestros aprendizajes a través de la vida.
Cuando valoramos positivamente a un hijo le estamos diciendo lo much…

¿POR QUÉ INVERTIR TIEMPO EN NUESTROS HIJOS?

Invertir significa dedicar tiempo y esfuerzo a algo que nos dara frutos a largo o corto plazo. En nuestro caso sería a nuestra familia, todo el tiempo nosotros los padres andamos de un lado a otro consiguiendo el sustento diario y haciendo los quehaceres del hogar, dejando que el estrés invada nuestras vidas, eso nos deja como consecuencia violencia emocional y física, que puede ser perjudicial en el seno del hogar.


Vale la pena dedicar parte de ese tiempo a invertirlo en la familia, de aquí saldrán las nuevas generaciones, estas  deben de ir cargadas de valores, seguridad en si mismos y equilibrio emocional ya que de ello depende la convivencia con los demás, la tolerancia y aceptación con los demás seres humanos.


Cada vez que invertimos tiempo en nuestras familias, nuestros hijos se ven beneficiados ya que pueden palpar de primera mano la comunión entre sus miembros, el equilibrio emocional que es fundamental para resolver conflictos y vivir la vida diaria.


¡Vale la pena intentarlo…

SER MADRE SOLTERA